Deglución Atípica

Deglución Atípica

La deglución es una función biológica coordinada, constituida por una conexión neurológica y un mecanismo sinérgico y antagónico de acciones musculares regidas por arcos reflejos, por medio del cual el bolo alimenticio es dirigido de la boca hacia el estómago pasando por la faringe y el esófago.

Cuando la deglución no sigue patrones normales y equilibrados, hablamos de deglución atípica, disfuncional o infantil. Se define como “la presión anterior o lateral de la lengua contra las arcas dentarias”, consiste en la postura y uso inadecuado de la lengua y/o otras estructuras durante la fase bucal y faringolaríngea de la deglución.

La lengua se posiciona entre los incisivos o se apoya contra su cara posterior al acabar la fase de masticación y realiza una presión contra ellos durante la fase de deglución. Esto puede modificar la posición de los dientes y relación y forma de las arcadas dentarias interfiriendo en el crecimiento normal y en la función de la musculatura orofacial.

Factores de riesgo:

  • El factor más relevante se refiere al uso del biberón, considerado una de las causas de la deglución atípica.
  • Uso de alimentos triturados más allá de la edad adecuada. La alimentación blanda exige poca actividad de la musculatura perioral, potenciando en consecuencia la aparición de un aparato estomatológico inmaduro.
  • Hábitos orales nocivos: Pueden afectar tanto al patrón de crecimiento y desarrollo normal como a las funciones del sistema estomatognático. Estos hábitos son: utilización de biberón en mayores de 3 años, succión digital, succión labial, lingual y de mejillas, succión de objetos, acción de morder-prensar, queilofagia, onicofagia y respiración bucal.

Etiología:

  • Falta de sellado labial, durante el acto de deglutir, dejando la boca abierta.
  • Labios de tono muscular disminuido, es decir, la musculatura del músculo orbicular de los labios está poco desarrollado.
  • Respiración bucal.
  • Lengua hipotónica en posición avanzada o interdental, es decir, la lengua se interpone entre los incisivos en la parte frontal o lateral (“interposición lingual”) o presiona contra su cara posterior durante la fase de deglución.
  • Presencia de maloclusiones: dentales y maxilares, incorrecta posición de las piezas dentarias no permiten el sellado correcto de la boca durante el acto de la deglución.

Tipos de deglución atípica:

 1. Con presión atípica del labio o interposición labial: Ocurre en pacientes que se encuentran normalmente en reposo y los labios no están en contacto. En el momento de la deglución, la selladura de la parte anterior de la cavidad bucal no se realiza, existe una fuerte contracción del labio inferior, que se interpone entre los incisivos superiores e inferiores. Los incisivos inferiores de esta manera se inclinan en sentido lingual, apiñándose mientras los incisivos superiores se vestibularizan. Como el labio superior no participa en la deglución, se vuelve cada vez más hipotónico y adquiere un aspecto de labio corto. Sin embargo, el labio inferior por su gran participación se torna cada vez más hipertónico, así como los músculos del mentón. La pérdida del contacto funcional anterior favorece la extrusión dentaria, aumenta el resalte y la sobremordida.

deglucion atipica en niños

2. Con presión atípica de la lengua: En el momento de deglutir los dientes no entran en contacto. La lengua se aloja entre los incisivos interponiéndose a veces entre premolares y molares. Hay contracción de los labios y las comisuras, lo que provoca un estrechamiento del arco de los caninos y de músculos mentonianos.

 

Se ha determinado un perfil característico de la persona con deglución atípica:

signos y sintomas de la deglucion atipica

TRATAMIENTO

Se recomienda referir al paciente con un otorrinolaringólogo, una vez eliminado el factor causal de la respiración bucal, será necesario rehabilitar la musculatura por medio de ejercicios funcionales que fortalezcan los músculos periorales, para promover el cierre de los labios. Los ejercicios de fortalecimiento muscular deben hacerse con una placa vestibular o un trainer, los cuales van impedir la penetración del aire por la boca.

La terapia miofuncional se debe llevar a cabo entre el odontólogo y el terapeuta del lenguaje, consiste en un método de reeducación de la deglución atípica. El objetivo principal es la creación de una función muscular orofacial normal, y así, ayudar al crecimiento y desarrollo de la oclusión normal.

Entre sus objetivos se encuentran:

  • Devolver el equilibrio muscular orofacial perdido reeducando patrones musculares inadecuados.
  • Modificación del patrón deglutorio incorrecto estableciendo nuevos comportamientos.
  • Instauración de hábitos correctos como: una postura, respiración y deglución correctas.

 

Bibliografía:   Vanessa Blanco Reyes; Oscar Quirós. Deglución atípica y su influencia en las maloclusiones. Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría. 2013. Disponible en: https://www.ortodoncia.ws/publicaciones/2013/art-16/   Jiménez Jiménez, J. (2017). Importancia de la deglución atípica en las maloclusiones. Odontología Sanmarquina, 19(2), 41. Disponible en: https://doi.org/10.15381/os.v19i2.12917   Jiménez Palacios, C., Villarroel Dorrego, M.,Pérez ,C , Bauce, B.2,Córdova, M. Factores que influyen en la prevalencia de patologías bucales de tejidos blandos y duros de niños y adolescentes – Revisión de la literatura. Acta Odontológica Venezolana. Volumen 51, No. 1, 2013. Disponible en: https://www.actaodontologica.com/ediciones/2013/1/art-21/   Valentina Alvizua; Oscar Quirós. Efectividad de la terapia Miofuncional en los hábitos más comunes capaces de producir maloclusiones clase II. Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría. 2013. Disponible en: https://www.ortodoncia.ws/publicaciones/2013/art-15/

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Enviar
Hola! Escríbenos por WhatsApp aquí.