HIPOACUSIA SUBITA

hipoacusia

HIPOACUSIA SUBITA

Es la sensación que se presenta en forma espontánea de no poder escuchar por alguno de los dos oídos, se desarrolla en 3 días y puede acompañarse de otros síntomas como zumbidos (acufenos), mareo o sensación de plenitud de oído.

¿Cuál es la causa de la hipoacusia súbita?

Con frecuencia no se encuentra una causa clara. Se ha relacionado con infecciones virales. También en algunos casos (menos del 1%) puede encontrarse asociado a un tumor benigno que afecta el nervio y se llama Neurinoma del acústico.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Inicialmente el especialista hace una historia clínica y un examen físico. Posteriormente se indica un examen de audición de la comprensión de las palabras que nos orientaran a la necesidad de un examen como potenciales evocados auditivo y resonancia magnética cerebral.

¿Qué pasa con la audición?

Afortunadamente más o menos la mitad de los pacientes recuperan la audición por lo menos parcialmente sin tratamiento. Cuando la pérdida no pasa de moderada hay más probabilidades de que recuperen la audición utilizando unos medicamentos que se llaman esteroides los cuales pueden ser suministrados vía oral y en algunos casos se puede aplicar este mismo medicamento dentro del oído haciendo un pequeño orificio en el tímpano.

Hay un grupo de pacientes que tiene menos probabilidades de recuperarse como son aquellos que tienen una pérdida profunda, presentan mareo además de la pérdida auditiva o son mayores de 65 años.

¿Qué puedo hacer para mejorar las probabilidades de recuperarme?

Es muy importante buscar ayuda tan pronto sientas la sensación pues cuanto más rápido se inicie el tratamiento es más alta la probabilidad de recuperación.

Esta patología es de manejo como una urgencia. Debes acudir a un otorrino que defina cuál es el manejo más adecuado para tu caso.

¿Qué puede pasar si no mejora la audición?

La sensación de pérdida auditiva puede afectarte mucho, darte tristeza y hasta depresión que requiera un apoyo terapéutico. El zumbido puede quedar a veces como secuela, pero es importante que sepas que cualquiera de estas situaciones puede ser manejada. En ocasiones puede requerirse audífono o algún otro dispositivo.

Por todo lo anterior es importante que acudas a valoración oportunamente por tu otorrino quien definirá si requieres además una valoración otológica para que juntos puedan ayudarte y ofrecerte lo mejor para tu caso. No te desanimes. ¡No estás solo!

 

hipoacusia subita 2

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Enviar
Hola! Escríbenos por WhatsApp aquí.